martes, 29 de noviembre de 2016

NINGÚN NIÑO SIN SONRISA

 No todos los niños tienen la suerte de tener juguetes en Navidad y ¿Por qué no colaborar para mantener la ilusión de los pequeños más necesitados? Ahora que se acerca esta fecha, es el momento de promover las iniciativas de ayuda para dar felicidad a esos pequeños que piensan, que a los Reyes Magos, se les ha olvidado pasar por su casa.
 ¿Y cómo podemos colaborar? Pues todo sirve, cualquier ayuda por pequeña que sea, puede colaborar a conseguir hacer feliz a alguien. Puedes colaborar con el reciclaje de juguetes que tengas en casa y que no utilices, comprando juguetes o con una aportación económica.
 Ningún Niño Sin Sonrisa es una asociación que tiene su origen de la mano de un grupo de jóvenes y familias que preocupados, deciden ayudar a las familias que lo necesitan para que los niños sigan llevando la vida que les corresponde simplemente por el hecho de ser NIÑOS, y más concretamente puedan mantener la ilusión de la Navidad.





 La asociación recoge, a lo largo de todo el año, juguetes nuevos y/o de segunda mano o donativos de empresas (juguetes que no se pueden vender por tener algún defecto, faltarles alguna pieza…) los restauran, limpian y preparan para que se conviertan en un perfecto regalo en Navidad.
 También se aceptan peluches, cuentos, material escolar… todo aquello que pueda ser regalado por los Reyes Magos o que sirva para el inicio del curso escolar.
 Además necesitan otro tipo de cosas como papel de envolver, celo, tijeras, cinta de embalar, cajas para almacenar, donaciones concretas y sobre todo Voluntarios, gente comprometida que quiera dedicar algo de su tiempo a los demás. 
 Disponen de un calendario de voluntariado en la web si no puedes aportar nada material pero quieres dar tu ayuda personalmente. Toda ayuda es bien recibida, sea del tipo que sea.
 Toda la información está en www.nnssmadrid.wordpress.com, donde podéis encontrar como colaborar con esta iniciativa en la campaña de esta Navidad. 
 Para contactar con la asociación puedes hacerlo vía email: infonnss@gmail.com o en las redes sociales Twitter: @infoNNSS Facebook: Facebook.com/infoNNSS
 Si conoces otras iniciativas de ayuda para los niños en Navidad o en cualquier momento del año que desees difundir, por favor cuéntanoslo y colabora para conseguir un mundo mejor.
 ¿Tienes alguna pregunta que hacerme sobre la educación de tus hijos, alguna experiencia que desees contar o tienes alguna dificultad en la escuela con tus alumnos? Si tienes cualquier consulta, escríbeme a pedagogiadehoy@gmail.com y te responderé encantada, lo antes posible.

domingo, 20 de noviembre de 2016

¿SABEMOS QUE ES EL AUTISMO Y COMO SE DETECTA?

 Hoy quisiera hablar sobre el autismo, con la intención de que conozcáis un poco en que consiste. La falta de interacción social o de comunicación verbal son los síntomas del autismo más conocidos.


 Podemos definir autismo, como un conjunto de trastornos complejos del desarrollo neurológico, caracterizado por dificultades en las relaciones sociales, alteraciones de la capacidad de comunicación, y patrones de conducta estereotipados, restringidos y repetitivos.


 El autismo es el más conocido de los trastornos generalizados del desarrollo (TGD), que por este motivo también se denominan trastornos del espectro autista (TEA), y son considerados trastornos neuropsiquiátricos que presentan una gran variedad de manifestaciones clínicas y causas orgánicas, y afectan de forma diversa y con distinto grado de intensidad a cada individuo; esto significa que dos personas con el mismo diagnóstico pueden comportarse de diferente manera y tener aptitudes distintas.

 Hay cinco Trastornos Generalizados del desarrollo: trastorno autista, síndrome de Asperger, síndrome de Rett, trastorno de desintegración infantil, y PDD-NOS. 

 El índice de autismo en el mundo, es de tres a seis niños por cada 1.000, siendo más probable su aparición en los hombres que en las mujeres, sin distinción entre razas, nivel socioeconómico o área geográfica.
 ¿Y cuáles son las causas del autismo? A continuación voy a resumirlas.
  • Agentes genéticos: se ha demostrado que en el trastorno autista puede existir una cierta carga genética. 
  • Agentes neurológicos: se han encongtrado alteraciones neurológicas, sobre todo en las áreas responsables del aprendizaje y la conducta, en personas con autismo.
  • Agentes bioquímicos: se han podido determinar alteraciones en los niveles de ciertos neurotransmisores, principalmente serotonina y triptófano.
  • Agentes infecciosos y ambientales: determinadas infecciones o exposición a ciertas sustancias durante el embarazo pueden provocar malformaciones y alteraciones del desarrollo neuronal del feto.

 ¿Cómo podemos detectar que una persona tiene autismo? Notaremos que tiene dificultades para relacionarse, su interacción social es diferente, carecen de empatía, realizan movimientos repetitivos, tienen dificicultades para aceptar los cambios, ansiedad, transtornos violentos, retraso mental... Si encontramos algún indicio de que nuestro hijo pueda tener autismo, debemos acudir a un especialista antes de tomar ninguna decisión.




 Los síntomas del autismo en el primer año son los sioguientes:

  • El bebé muestra escaso interés por el entorno.
  • Es capaz de permanecer un tiempo prolongado en la cuna sin requerir atención.
  • Ausencia de respuesta al abrazo de la madre.
  • Al cabo de cuatro meses de vida no muestra sonrisa social.
  • Pueden existir muestras de alegría no justificadas en casi ninguno de los casos de tipo social.
  • No muestra interés ni respuesta ante el rostro materno.
  • No es capaz de diferenciar a los familiares.
  • Ausencia de interés social.
  • Indiferente al juego y carantoñas.
  • Llanto no justificado de tiempo prolongado.
  • Ausencia de respuesta ante la verbalización de su nombre.

 Segundo y tercer año se manifiestan los siguientes síntomas:

  • Ausencia de respuestas emocionales hacia los familiares más cercanos (padres, abuelos, hermanos, etc).
  • Ausencia total o falta muy intensa de comunicación verbal.
  • Ausencia total o falta muy marcada de contacto visual.
  • Desarrollo de movimientos repetitivos estereotipados (automecerse, golpearse la cabeza, aletear las manos).
  • Carencia de respuesta dolorosa.
  • Temor ante los ruidos.
  • Llanto no controlable sin agente causal aparente.
  • Ausencia de juego con objetos.
  • Retraso en la adquisición de hábitos de higiene personal.
  • Control de esfínteres ausente o deficiente.
  • Síntomas del autismo en la niñez
  • Mismos rasgos distintivos que en etapas anteriores, pero tienden a acentuarse en lugar de atenuarse, como en el resto de los niños.
  • No son capaces de vestirse solos correctamente sin supervisión externa.
  • No se relacionan con otros niños y no tienden al juego social ni imaginativo, prefiriendo la soledad.
  • Tendencia compulsiva al orden de los objetos (alineación de las cosas). Por lo general, el niño suele mostrar patrones de interés anormales en intensidad y enfoque, y son muy restringidos (muestra interés anormal y excesivo por un abanico escaso de cosas).
  • Comunicación de vivencias y autoexperiencias bajo o inexistente.
  • La comunicación verbal es escasa y defectuosa. En muchos casos de tipo repetitivo e inusual.
  • Aparición de arrebatos contra sí mismo o contra el entorno, sin aparente agente causal, y de intensidad elevada.

 Los síntomas del autismo en la adolescencia-adultez son similares a los del retraso mental, ya que dependen de factores como:
  • Lenguaje: presentan dificultades para expresar necesidades, lo que puede ocasionar frustración y otras alteraciones emocionales.
  • Hábitos de autoayuda: el sujeto tiende hacia la independencia en labores en las que suele precisar ayuda externa para su correcta ejecución, tales como higiene personal, alimentación, vestimenta. Solo a través del entrenamiento precoz el sujeto podrá lograr esa independencia de ejecución.

 ¿Y qué tipo de especialistas deben dar este diagnóstico? el diagnóstico del autismo siempre debe ser realizado por un equipo multidisciplinar, formado por un neurólogo, psicólogo, psiquiatra, terapeuta del lenguaje y, en ocasiones, otros profesionales especialistas en este tipo de trastornos.

 Si tu hijo o hija tiene autismo, lo mejor que puedes hacer, es acudir cuanto antes, a una de las siguientes asociaciones que te pueden aconsejar sobre los primeros pasos que debes dar.

Confederación AUTISMO ESPAÑA

Es una entidad sin ánimo de lucro que agrupa a 63 entidades que trabajan específicamente con personas con Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) y sus familias. Su objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas con TEA y de sus familias, garantizando el ejercicio efectivo de sus derechos, mediante la difusión a nivel nacional de campañas de sensibilización e investigación sobre estos trastornos y la promoción de programas y servicios para la inclusión social de los pacientes.
  • C/ Eloy Gonzalo, nº 34.
    28010. Madrid (España)
  • Teléfono: (34) 91 591 34 09
  • e-mail: confederacion@autismo.org.es
  • www.autismo.org.es

    Federación española de Asociaciones de Padres de Personas con Autismo

    Desde su fundación, en 1994, apoya el esfuerzo de las asociaciones más pequeñas, con el objetivo de aunar el esfuerzo de todos para mejorar la atención a las personas autistas, informar sobre los avances en el campo del autismo, y dar a conocer la labor de dichas asociaciones.
    • C/ Navaleno, 9
      28033 Madrid
    • Teléfono: 91 766 22 22 - 91 766 72 65
    • e-mail: apna@medusa.es
    • www.fespau.es

      Nuevo Horizonte

      Es una asociación, sin ánimo de lucro, integrada por padres de personas autistas, cuyo ámbito de actuación es la Comunidad de Madrid, que favorece el contacto con asociaciones similares de toda España. Su objetivo es la educación, atención, tratamiento y rehabilitación de personas con autismo y otros trastornos generalizados del desarrollo.
      • C/ Comunidad de Madrid, 43
        28230 Las Rozas (Madrid)
      • Teléfono: 91 6377455
      • e-mail: rrhh@nuevohorizonte.es
      • www.nuevohorizonte.es

      Asperger España

      Promueve la integración de personas con síndrome de Asperger y apoya a sus familias.

      Federación Española del Síndrome X Frágil

      Se trata de una federación de asociaciones que pretende orientar, facilitar, asesorar, promocionar la investigación, colaborar en áreas educativas y científícas, de personas, centros, entidades o profesionales dedicados al estudio y atención del Síndrome del cromosoma X Frágil. Cuenta con delegaciones en Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, La Rioja, Murcia, País Vasco y Valencia.
      • Plaza Carballo, 8 – 10º - 3
        28029 – Madrid
      • Teléfono: 91 7398040
      • e-mail: info@xfragil.org
      • www.xfragil.org

      Asociación Nacional de Terapias y Actividades Asistidas por Animales (A.N.T.A.)

      En esta asociación se utiliza a los animales como medio terapéutico para ayudar a las personas con discapacidad sensorial, psíquica, física…
      • C/ Teatro, 3
        Pozuelo de Alarcón 28224 Madrid
      • Teléfono: 91 351 52 20

      Fundación Caballo Amigo

      Emplean la terapia con caballos para personas con discapacidad psíquica, física…
      • C/ Lope de Vega, 36 - 5º Dcha.
        28014 Madrid
      • Teléfono: 902 367644
      • e-mail: gestion@caballoamigo.com
      • www.caballoamigo.com

       Si tienes un hijo o hija con autismo y quieres compartir con nosotros alguna experiencia que hayas tenido que pueda ser positiva para otros padres cuéntanosla por favor y si tienes alguna consulta que hacerme, puedes escribir a pedagogiadehoy@gmail.com y te responderé lo antes posible.


      sábado, 22 de octubre de 2016

      COMO ENSEÑAR A TUS HIJOS A SABER PERDER

      ¿Tu hijo no acepta la idea de poder perder en los juegos o en el deporte? ¿Se lleva una gran decepción cuando no gana hasta el punto de llegar a afectar a su carácter? ¿Te gustaría saber como actuar cuando tu hijo no acepta una derrota?



       La idea de escribir este nuevo post en este blog pedagógico, surgió tras recibir un email que decía lo siguiente:


       Estimada Carmen,

       Quisiera decirte que tanto mi marido y yo seguimos tus publicaciones porque nos parece que siempre podemos aprender de ellas en la educación de nuestros hijos, nos encanta tu blog. El motivo por el que te escribo es, que mi hijo Hugo se ha vuelto cada vez más competitivo, cada vez que pierde en algún juego o deporte se enfada muchísimo y no acepta perder. Hemos intentado decirle que no siempre se gana, pero no lo entiende. El otro día, jugando un partido de fútbol entre chicos de barrio, su equipo perdió y no solo se enfado con los compañeros de su equipo sino que estuvo triste toda la tarde y no quiso cenar. Esto ha empezado a preocuparnos mucho y quisiera saber como debemos actuar para que entienda que no pasa nada por perder y que no siempre se gana.

      Saludos,

      Alicia. 


       Querida Alicia, un gran porcentaje de niños y adolescentes pasan por una etapa en la que les cuesta aceptar la derrota, incluso algunos llegan a ser adultos teniendo mal perder... Pero si esto afecta a su comportamiento con sus amigos y con la familia, es necesario trabajar con el este problema. No te preocupes, tu hijo solamente necesita aprender a perder y tu le puedes enseñar.

       Cuando los niños descubren la competitividad, suele ocurrir que se enfadan o lloran si no ganan. Esto se debe a que les duele que otro niño sea mejor que ellos y si el otro niño es más pequeño la situación empeora. En estos casos, viven el hecho de perder como un fracaso y no como algo natural. Para evitar esto, te voy a dar una serie de consejos.

       Principalmente, dale un buen ejemplo. Siempre hablo de que los hijos aprender por imitación y sobre todo de los padres. No tengas conductas que no quieras que se repitan en él. Si estás trabajando con el que debe aceptar la derrota, no te enfades por perder delante de él o porque pierda tu equipo de fútbol. No reproduzcas situaciones que le hagan pensar que su actitud está justificada.

       Asegúrate de que tu hijo comprende las normas del juego. A menudo los niños no entienden bien el juego y esto hace que se desesperen o se pongan nerviosos, perdiendo y no entendiendo por qué han perdido. Si se lo explicamos bien, esto no debe ocurrir.

       Organiza un juego divertido en familia. Insiste todo el tiempo en la importancia que tiene lo bien que lo estáis pasando y que da igual quien gane porque lo importante es divertirse juntos. Haz hincapié en que lo importante de esta actividad no es quién gana, sino pasar un rato juntos y divertirse.

      No sobrevalores  su derrota ni su victoria, porque entonces siempre buscará llamar tu atención. Si pierde echará de menos la reacción positiva que muestras cuando gana y si pierde se sentirá más frustrado aún. Lo importante es cuando gane alabarlo pero sin exceso y si pierde pues decir que no pasa nada, pero sin llegar a exagerar en ninguno de los dos casos. Debe entender así, que es lógico que unas veces se gane  y otras se pierda.

       Explícale con palabras adecuadas a su edad, que perder o equivocarse no es un fracaso, que hay que seguir intentándolo, ser positivo y no enfadarse ni llorar, porque no pasa nada, que tendrá más oportunidades y que lo importante es intentarlo y no dejar de pasarlo bien. Menciona que de los errores se debe aprender, que analice en que se ha equivocado para intentar hacerlo mejor la próxima vez. No tiene que entenderlo a la primera, puede entenderlo poco a poco, pero es fundamental que lo haga para su bienestar emocional.

       Aunque le cueste tiempo entender que no siempre se gana, no permitáis que deje de jugar con otros niños o con vosotros, por miedo a que se repita la actitud. Si se repite será la ocasión perfecta para volver a hablar del tema. Es fundamental para que se acepte así mismo como es y tenga estímulos para aprender a superarse así mismo, dos procesos básicos para la maduración.

       Hasta que tu hijo logre aprender a aceptar las derrotas, lo importante es no desesperarse y ser pacientes. Anímale a expresar lo que siente y que no se cierre en sí mismo, esto te aportará más información, a la hora de argumentarle los motivos por los que debe saber perder. pero no le consintáis en ningún momento una conducta agresiva o que el juego termine por este motivo. Para ello, es importante decir siempre lo importante que es divertirse durante el juego gane quien gane. No dejéis de valorar su esfuerzo para que se sienta motivado pero no no lo valoréis en exceso para que no se sienta mal si pierde.

       En el momento que veas que tu hijo cambia su actitud y comienza a aceptar las perdidas, elogialé y dile que te sientes orgullosa por su actitud madura y responsable.

       Si has tenido problemas con tus hijos para enseñarles a aprender a perder o de cualquier otro tipo, si quieres contar una experiencia que has tenido parecida o la manera en la que solucionaste el problema, no dudes en escribir a pedagogiadehoy@gmail.com y te contestaré lo antes posible. Un saludo y gracias por seguirme.

      domingo, 9 de octubre de 2016

      ¿DEBE UNA NIÑA DE 12 AÑOS RENUNCIAR A SU SUEÑO?

       La situación en la que un niño o una niña tiene que renunciar a su sueño, es un hecho muy triste, pero que el motivo de dicha situación tenga que ser, el sexismo que hoy por hoy sigue presente en el deporte, es más triste aún. Viviendo en una sociedad en la cual, las mujeres han demostrado ser tan capaces de cualquier cosa como los hombres, encontrándonos en una sociedad igualitaria en cuestión de derechos, es totalmente tercermundista que aún se den este tipo de circunstancias. Es muy duro que aún tengamos que vivir situaciones como la que conocí hace unos días.

       En la localidad de Benalmadena (Málaga) vive una chica de doce años, que lleva jugando al futbol desde que tenía siete. El sueño de esta joven, siempre ha sido llegar a ser una gran futbolista y hasta ahora ha conseguido demostrar que tiene todas las cualidades para llegar a serlo. Hasta ahora ha jugado al fútbol en el equipo de su localidad, pero en este momento se encuentra con la dificultad de que ya no puede avanzar porque los compañeros con los que jugaba al fútbol siempre dan el salto a equipos superiores completamente masculinos, mientras la sociedad en la que vivimos le recuerda, que ella no puede entrar en esos equipos por ser una chica y tiene que dejar de jugar al fútbol o quedarse en la misma situación de los cinco años anteriores.




       Esto me hace caer en la pregunta, ¿Quién somos para acabar con el futuro profesional en el fútbol de una chica? ¿Quién somos para decidir por ella? ¿Quién somos para decidir que el fútbol es solo para los chicos? pero sobre todo, ¿Quién somos para acabar con los sueños de una persona?

       Además del problema en el que no hay equipos para evolucionar en los que se puedan incluir a las chicas, dentro del mismo equipo, se produce una discriminación por parte de los compañeros al no querer pasarle la pelota y preferir perderla. De este hecho, podemos echarle la culpa principalmente a los entrenadores, por su falta de profesionalidad al permitir que esto ocurra principalmente y en segundo lugar, por su falta de humanidad, al dejar que se den, este tipo de hechos en su equipo, no castigándolos. 

       Al mismo tiempo, debemos culpar a los padres, pues no deben sentirse nada orgullosos de haber proporcionado a sus hijos una educación con un bajo contenido de valores basados en el respeto a los demás y centrados en la igualdad de derechos. Después nos quejaremos de vivir en una sociedad machista, pero si nos olvidamos de educar a nuestros hijos en una sociedad igualitaria nunca vamos a cambiar el mundo.

       La hermana de esta joven ha iniciado una petición en este link en el que pide firmas para poder conseguir, no solo que su hermana consiga seguir jugando al fútbol, sino comenzar a cambiar el mundo. Solo es un momento, por favor entra y firma, para ayudar a una niña a cumplir sus sueños, además de aportar un granito de arena a la lucha por cambiar el mundo. 

       Si has vivido alguna experiencia parecida o conoces alguna manera para ayudar a la protagonista de esta historia a cumplir su sueño, por favor compártela conmigo en pedagogiadehoy@gmail.com. Piensa que estamos hablando de un caso, pero que hay miles de niños y niñas que por algún tipo de discriminación y con un talento especial para algo, se quedan a las puertas de sus sueños, perdiendo sus ilusiones, solamente porque no cambiamos el mundo y permitimos que las injusticias pasen. 

      jueves, 29 de septiembre de 2016

      ACTIVIDADES PARA HACER AL AIRE LIBRE CON NIÑOS

       Actualmente, en la mayor parte de los casos, porque los padres trabajan y no tienen mucho tiempo libre para hacer actividades al aire libre con sus hijos, existe cierta tendencia a permitir que estos pasen demasiado tiempo jugando con el móvil, los videojuegos o la televisión. En otras ocasiones, el uso abusivo de estos elementos, viene determinado porque los padres no tienen suficientes ideas sobre qué hacer con sus hijos en el tiempo libre de estos.

       Antiguamente se jugaba más fuera de casa, costumbre que se ha ido perdiendo. Antiguamente se jugaba en la calle al escondite, la gallinita ciega o la pelota. Estas costumbres se han perdido. Además de apartar a tu hijo de la tecnología y disfrutar de hacer actividades al aire libre, le ayudarás con actividades que fomenten el ejercicio físico, lo que será doblemente saludable.

       Los juegos al aire libre hacen que se estimule el conocimiento del entorno, donde los niños ponen en funcionamiento todos sus sentidos. Además de ser favorables para mejorar las relaciones interpersonales, tanto si los juego son en familia como si son con amigos de su edad.




       Solo tienes que echarle imaginación, pero si no se te ocurre que hacer, no te preocupes porque a continuación te voy a dar una ideas de actividades que puedes hacer con niños fuera de casa, ya sea en el parque o en un día de campo. Estas actividades también son recursos muy divertidos para hacer fiestas de cumpleaños más originales. ¿Y lo mejor? que no es necesario gastar dinero, pues son maneras económicas de divertirte con tus hijos.


      1. Carreras de sacos.

       Este juego puede llegar a ser muy divertido, como sacos puedes utilizar bolsas grandes de basura. Busca un terreno grande como el campo o el parque y la diversión está asegurada. Solo necesitas marcar una salida y una meta.


      2. Limbo.

      Solo necesitas un palo largo, puede ser una escoba o una fregona. Los participantes tienen que pasar por debajo sin tocar el palo y al ritmo de la música.


      3. Carrera del huevo en una cuchara.

      Cada jugador debe correr con una cuchara en la mano y un huevo cocido sobre ella. Debe llegar al final sin que se le caiga el huevo. Si esto sucede, debe recoger el huevo y comenzar de nuevo la carrera.


      4. Búsqueda del tesoro.

      Entierra tesoros en un jardín o campo y entrega unas palas. Puedes hacer unos mapas y dejar unas pistas para que sea más fácil encontrarlos.


      5. Rayuela.

      El tradicional juego de la rayuela, en el que solo necesitas una tiza para pintar en el suelo las lineas y los números. El juego empieza tirando una piedra pequeña en el cuadrado número 1 e intentando que la piedra caiga dentro del cuadrado sin tocar las líneas externas. Se comienza a recorrer la rayuela a pata coja sin pisar las rayas, guardando el equilibrio hasta que se llega al cuarto piso donde hay dos casillas y podemos apoyar los dos pies. Seguimos el número 6 a pata coja y nuevamente en el 7 y el 8 apoyamos los dos pies. Ahora hay que volver al número 1. Debemos saltar y darnos la vuelta sin pisar las rayas y deshacer el mismo camino hasta el número 1 donde nos agacharemos a por la piedra sin apoyar el otro pie.


      6. El juego de la silla.

      Coloca varias sillas formando un círculo, si hay 8 niños, debes colocar 7. Pon música y que los niños caminen en círculo por el exterior de la sillas. Cuando pares la música deben sentarse y el que no tenga silla quedará descalificado. Entonces retira una silla y comienza de nuevo. El jugador que quede sentado cuando solo haya una silla, será el ganador.



      7. El teléfono roto.

      Pide a todos que se coloquen en círculo. Un jugador dirá una frase rápidamente al oído, sin que nadie lo escuche, a la persona que tiene a su derecha y este se lo repetirá a la de su derecha hasta llegar al primero. Cuando esto ocurra debe decir la frase que dijo y la que llego a sus oídos. Cuanto más numeroso el grupo es más divertido, pues la frase suele cambiar tanto hasta el punto de no tener nada que ver.


      8. Maquillaje a ciegas.

      En fiestas de chicas puede ser muy divertido. Divide a todas en parejas y venda los ojos de una de cada pareja. Tendrá que maquillar a la otra con los ojos vendados. Después se decidirá quien lo ha hecho mejor.


      9. El regalo.

      Esta opción es más apta para fiestas de cumpleaños. Envuelve pequeños regalos, como golosinas por ejemplo. Cada regalo a su vez envuélvelo muchas veces, con muchas capas de papel de regalo. Los jugadores se sentará en círculo y se irán pasando el regalo rápido. Cuando la música se detenga, el jugador que lo tenga en sus manos deberá quitarle una capa hasta que uno lo abra y salga el regalo. Así hasta que todos tengan un regalo.


      10. Pelucas, disfraces y fotos.

      Coge unas pelucas, gafas de sol, sombreros y pañuelos. Puedes utilizar maquillaje también, comienza a distribuirlos, los los pañuelos o con sabanas puedes inventar vestidos o trajes. Puedes utilizar maquillaje también. Pueden salir unos disfraces caseros muy originales. Después realiza una sesión de fotos y que los participantes comiencen a posar, dales ideas sobre como colocarse. Después ve las fotos con ellos. Esta actividad es muy divertida para los niños.


      11. Explota los globos.

      Infla globos y con un hilo o una cuerda, ata uno al pie de cada jugador. Después entre ellos deben pisar y explotar el de los demás, sin que ellos exploten el suyo. Ganará el ultimo que quede con el globo intacto.


      12. La guerra del agua.

      Este juego es muy divertido pero apto para el verano solamente. Sirven globos, pistolas, cubos... Llénalos de agua y haz dos equipos, el juego consiste en mojar a los miembros del equipo contrario y ganará el equipo que este más seco.


      13. La pesca.

      Prepara unos cubos llenos de agua y coloca pelotas de ping pong. Cada jugador con una cuchara sujetándola con la boca, debe ir pescado todas las pelotas.


      Todos estos juegos pueden realizarse entre amigos o entre la familia, adaptándolos siempre al número de participantes.

       Los fines de semana son ideales para realizar este tipo de actividades y sobre todo si hace buen tiempo. No solo apartarás a tu hijo de tanto consumo tecnológico, sino que reforzarás el vínculo que hay entre vosotros, la comunicación y el cariño, al mismo tiempo que disfrutareis de realizar actividades en familia.

       Si se te ocurren actividades diferentes a estas o quieres contarnos experiencias sobre juegos al aire libre realizados con tus hijos para compartirlas con otros padres, estoy deseando conocer vuestra idea. No lo dudes y escribe un email a pedagogiadehoy@gmail.com.


      martes, 13 de septiembre de 2016

      ¿PROBLEMAS DE SUEÑO EN LA INFANCIA?

       Uno de lo problemas más frecuentes en los niños y los bebes suele ser la falta de sueño. En ocasiones, los niños padecen dificultad para conciliar el sueño o se despiertan buscando a los padres. Cuando son muy pequeños sufren una especie de ansiedad por la separación o miedo a estar solos. Es algo muy común, por lo que no te debes preocupar. A menudo, recibo consultas de diferentes padres a los que les preocupa este tema. Como digo siempre, es un problema temporal que igual que aparece, desaparece.

       ¿Cuándo se convierte en un problema el hecho de que tu hijo no duerma bien? Esto llega a ser un problema cuando se dan cuatro aspectos:
      • Consumes una gran cantidad de tiempo intentando que tu hijo se duerma.
      • Tu hijo se despierta en numerosas ocasiones durante la noche.
      • La falta de sueño repercute en la vida diaria de tu hijo.
      • Los padres no duermen bien porque tu hijo tampoco lo hace.

       Si te encuentras en una de estas situaciones, es urgente comenzar a poner un remedio. Si actuamos correctamente, pueden ser corregidos rápidamente.

       Cuando un niño tiene problemas para dormir, lo primero que debemos hacer, es intentar averiguar las causas. Lo más probable, es que duerma demasiado durante el día y que por ese motivo, por las noches no tenga sueño. También puede ocurrir en algunos casos, que los niños que están demasiado cansados por haber tenido una gran actividad, se sientan nerviosos y esto les dificulte la conciliación del sueño.

       En ocasiones pueden estar preocupados por algo, pero ya en edades más cercanas a la adolescencia, o quizás abusan del consumo de bebidas excitantes.
      En otros casos, puede ocurrir que simplemente están acostumbrados a dormir demasiado tarde y es necesario cambiar esta costumbre, intentado que vayan a dormir antes. Obliga a tu hijo a tener una rutina, establece una hora de acostarse y levatarse, obligándole a cumplirla.

       Intenta siempre que a la hora de dormir se practiquen actividades relajantes como leer un libro y evita el uso de móviles o videojuegos, pues pueden ponerse más nerviosos y en consecuencia, esto dificultaría la conciliación del sueño.






       En ocasiones, los niños tienen pesadillas y esto puede causar miedo a dormir o a quedarse solos de noche. Es necesario tranquilizarlos, explicándo que no es real y que sus padres están ahí para no permitir que le ocurra nada, para que se sienta seguro. Si tu hijo está alterado por una pesadilla, intenta mantener la calma y no asustarte, a pesar de que grite. Espera a que se tranquilice y habla con el.

       Los problemas en el sueño son muy frecuentes y suelen ser ocasionales. Es una situación que cambia normalmente por si sola. Si no lo hacen debes acudir a un especialista ya que pueden interferir en su desarrollo escolar al sentirse más cansados.

       Y la pregunta más importante que se plantean los padres en estos casos es, ¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestros hijos a dormir mejor? 

       El primer paso, como comentaba anteriormente, es establecer una rutina, un horario inalterable para acostarse y levantarse. Con un periodo de tranquilidad antes de ir a la cama para que tu hijo se relaje. Para ello escoge actividades relajantes, como leer un libro o escuchar música especial para dormir. Un baño o tomar algo de beber caliente puede ayudar también a conciliar el sueño. Se cariñoso pero ponte serio con la hora de dormir.

       Puede ayudar ir con el a su cama y contarle una historia bonita, para que se quede dormido pensando en algo agradable. En esta actividad debes emplear entre 10 y 30 minutos, no más. Esta actividad es muy importante, dedicarle ese momento es esencial, pero no debe durar más de lo necesario. Si consigue alargar este tiempo pidiéndote otra historia u otro baso de agua, sabrá que puede alargar este proceso y dormirse más tarde.

       Asegúrate también de que haya ido al baño antes de acostarse para que esto no sea un problema y le impida dormir o sea el motivo de que más tarde se despierte y no pueda dormir de nuevo.

       Evita las actividades físicas como correr y saltar para que no este demasiado activo, así se sentirá relajado para conciliar el sueño.

       Nada de historias de terror o películas a la hora de dormir o se acostará más estresado, no podrá dormir o tendrá pesadillas.

       En el caso de los bebes, es recomendable cuando comienzan a comer comida sólida, retirarles en pecho o el chupete, ya que sino, cuando despierten durante la noche, te lo van a pedir. Para calmar la ansiedad de estar separados, es muy efectivo el uso de un peluche o un paño suave para dormir. Si se acostumbran a quedarse dormidos en brazos, no lograrán conciliar el sueño de otra manera siendo totalmente dependientes de ti para dormir y si se despiertan encontrándose solos, llorarán y te despertarán. Un bebe puede aprender a quedarse dormido solo y sin ninguna ayuda. Si asocia esta actividad con ser abrazado, no dejará de llorar hasta que lo cojas en brazos y se quede dormido, porque asociará los brazos al acto de quedarse dormido. Todo esto hará que cuando se despierte de noche llore y no te deje dormir.

       Si llora, no lo ignores, acude a ver que pasa, si necesita que le cambies los pañales o tiene hambre, acarícialo para que note tu presencia y deja que duerma por sí solo. Esto hará que tanto él como vosotros, durmáis mejor. 

       Si no funciona ninguna de estas soluciones, acude a tu medico de familia o a un psicólogo infantil, pues podrán ofrecerte consejos muy útiles. Si has padecido algún problema con tus hijos a la hora de dormir y lo has solucionado de una manera muy eficaz y te gustaría compartirlo con otros padres para ayudarlos o quieres hacer alguna consulta de otra temática, no dudes en escribir a pedagogiadehoy@gmail.com y te contestaré lo antes posible.





      martes, 30 de agosto de 2016

      COMO LLEVAR MEJOR LA VUELTA AL COLE


       El verano termina y hay que volver al cole. Esto no solo supone un cambio de costumbres para los padres, sino también para los hijos. En ocasiones, se nos olvida que para ellos también es un a situación que se vive con estrés. 

       Para asumir mejor la vuelta al cole, ya que esto supone un cambio importante para todos en casa tras las vacaciones, comienza a hacerte a la idea una semana antes y a que tus hijos empiecen a adquirir de nuevo las rutinas, como acostarse temprano, pues si no después se te juntará todo y será mucho más difícil llevarlo todo. Además para tus hijos será mucho menos traumático acostumbrase de nuevo. Abandonar el periodo de ocio que supone el verano para volver a la rutina. No es necesario hacerlo mucho antes de una semana.




       Comenzar a hablar una semana antes de lo que supone el nuevo curso y el cambio en las costumbres es lo más apropiado, antes es innecesario. Prepara el material con tus hijos, con esto nos referimos tanto a la compra de los libros y todo lo necesario, como a forrar estos, preparar la mochila, el uniforme, etc. También es importante saber como se sienten y que piensan de la vuelta al colegio. Todo esto ayudará a la adaptación y preparación para el cambio. No es necesario cargar a los niños de obligaciones porque hay que dejar que disfruten de su infancia, pero si volver a marcar unas normas y horarios, como para cenar, dormir, estudiar, actividades extraescolares, deporte y tiempo de ocio.

       Según los psicólogos, salir a pasear y pasar por delante del centro escolar, comentando los cambios que van a llegar, unos dias antes, también ayuda a comenzar esta etapa de preparación y que el primer día no sea tan impactante el cambio de entorno.

       Es importante tener en cuenta las características individuales de cada niño, estas medidas se acentúan más si se va a cambiar de centro. En este caso se debe intentar motivar para que entable un acercamiento a otros niños favoreciendo la amistad, inculcando valores como el compañerismo y el respeto.

       En otros momentos, hemos comentado que en el entorno escolar, el profesional debe inculcar valores para evitar el bulling o acoso escolar. Esta labor no solo es una iniciativa que deben adoptar los profesores, ya que si desde casa los padres no inculcan valores educativos en sus hijos en contra del acoso escolar, la labor de estos no servirá para nada, pues es un trabajo en equipo. Educa a tus hijos inculcándole la importancia del respeto a los demás, el compañerismo y el entendimiento de que todos somos distintos.

       Si tu hijo llora en el momento de dejarlo en la escuela, no tienes que evitar que llore, déjale expresar sus emociones, seguramente en una semana se acostumbrará y dejará de llorar. Si lo has preparado antes para este momento y has hablado de ello, es más probable que no lo haga, pero si aún así rompe a llorar, sentirás un poco de angustia y es lógico, pero tiene que acostumbrarse.

       Para algunos niños la vuelta al cole es una intriga e incluso estresante. Saber quién será su próximo profesor o si sus amigos del año pasado estarán ahí. Para otros no lo es absoluto y lo viven con total normalidad. Interesarte por saber como lo vive tu hijo y hablar de ello puede ser muy positivo. Así le ayudaremos a no vivir ese momento con tanta ansiedad.

       Tranquiliza a tus hijos explicando que si esos amigos del año pasado no están, no pasará nada porque tendrá la oportunidad de conocer nuevos amigos. Siempre busca el lado positivo de todo.

       Igual que nosotros al volver de las vacaciones sentimos el llamado síndrome postvacacional, ellos también tienen su periodo de adaptación y pueden sentirse al principio con una sensación de cansancio, lo que hace que les cueste más volver a la rutina. En estos casos, a veces aparece un comportamiento nervioso o agresivo. Para evitar esto, la comunicación es lo más importante.

       Evita cargar demasiado las mochilas, en ocasiones no nos damos cuenta y esto puede provocar futuras lesiones o fuertes dolores de espalda.

       Ayúdales con los deberes, sobre todo los primeros días, pues puede costarle mucho trabajo coger de nuevo la dinámica, si te pones con el será mucho menos aburrido. Si las cosas no salen bien a la primera, mantén la calma y anímales a intentarlo de nuevo. No olvides elogiarles siempre que hagan algo bien y así facilitarás que esa actitud se vuelva a repetir.

       Realizar un deporte o actividad física ayudará a expulsar el estrés. Evita los tiempos prolongados viendo la televisión. Vigila su dieta, que beban bastante agua.

       Ayuda a tus hijos a organizarse, a preparar su agenda y estructurar su tiempo y sus tareas.

       Premiar los buenos comportamientos y castigar los malos siempre ha funcionado. Si todo va bien prometer una excursión, ir al cine o alguna actividad de ocio, da buen resultado. Si las cosas van mal castigar sin videojuegos o sin televisión también da buen resultado.

       Con estos consejos espero que la vuelta al cole sea mucho más llevadera. Si tienes aluna consulta que hacer o te gustaría compartir con otros padres como haces para que tu vuelta al cole sea mucho mejor, no lo dudes y escribe a pedagogiadehoy@gmail.com.